¿Cómo ser diseñador gráfico en una familia de abogados?

¡Uy, qué bien! Ya acabé el bachillerato, me gradúo en tres meses y hay algo que me preocupa, desde que era muy pequeño mi papá siempre ha dicho en las reuniones familiares que yo seré un abogado como él, “el mejor del país” dice. De hecho, yo también pensaba que seguiría la misma profesión que tiene él, mi abuelo y mis tíos, pero no es así, mientras cursaba once, me di cuenta que no quería ser abogado, no es una carrera que me guste y tampoco es algo en lo que me vea el resto de mi vida.

Lo que sí me llamó la atención en el último año escolar fue el diseño, he aprendido muchas cosas por mi cuenta y he podido mejorar cada día, en realidad es algo que me apasiona. Hace poco estaba hablando con mi papá sobre las carreras y lo noté un poco raro cuando le mencioné que quizá no quería seguir ese legado familiar, cómo le digo que no quiero estudiar lo mismo que él, que mi sueño es diseñar para grandes marcas y viajar por el mundo. ¿Cómo se lo digo sin que se sienta defraudado de mí?

¿Estás en esta misma situación? ¡No te preocupes! Te ayudaremos a encontrar la mejor forma para decirle a tu papá que no quieres seguir sus pasos profesionales.

Lo primero que deberás hacer para acabar con ese miedo es cerciorarte que esa profesión u ocupación que tienes en mente, en realidad es lo que te gusta. Puedes realizar nuestro test vocacional que te ayudará enfocando tus habilidades y gustos en una carrera profesional. Una vez estés un poco más seguro de tu decisión, el segundo paso será recolectar toda la información específica sobre la carrera que quieres estudiar: perfil profesional, campos de acción, oferta y demanda laboral, universidad o instituciones educativas a las que puedas acceder.

¡El momento ha llegado! Es hora de hablar con papá y mamá, pero tómate la situación con calma, permite que la conversación sea equilibrada, escucha sus argumentos y defiende de una manera muy tranquila los tuyos. Será fundamental que adquieras responsabilidad sobre las decisiones y comentes con ellos tu propósito, tus metas y la información que ya previamente tenías de la carrera, esto les demostrará que elegiste pensando desde una posición muy consciente.  Poco a poco y posiblemente tus padres entenderán que el verdadero éxito profesional está en estudiar aquello que te apasiona y te hace feliz.

Para los padres…

Entendemos que en ocasiones es complejo permitir a nuestros hijos que tomen sus propias decisiones, los motivos pueden ser muchos, pero a la hora de la verdad, permitir esa autonomía es participar en un proceso de asumir responsabilidades, que ellos sean más conscientes de las consecuencias que pueden llegar a tener sus elecciones. Por otro lado, es necesario resaltar que, según una investigación realizada por la Asociación Colombiana de Universidades, ASCUN, las cifras de deserción estudiantil en las Instituciones de Educación Superior del país alcanzaron un 11.3 por ciento para el segundo semestre del año 2020. Las cifras anteriores exponen un panorama preocupante, en donde uno de los motivos para la deserción en dichos estudiantes está ligado con la falta de gusto o pasión por la carrera que están estudiando.

Leave a Comment