Cuando fueras grande

Es el momento de ser esa persona que querías ser. Alguna vez en tu infancia pensaste en lo que querías ser cuando fueras grande. Ya eres grande, y quieres seguir tus sueños. Pues bien. Es tiempo de decisiones. Ha llegado el momento de pensar un poco más en serio en ti. De repente, en algún momento te diste cuenta que la infancia se estaba quedando atrás. Aquello sucedió lentamente, pero te pareció que fue muy rápido. Pasaron después los días del bachillerato, los estudios de secundaria suelen ser también un tiempo de amistades, aventuras y muchos descubrimientos. Es un tiempo en el cual suceden muchas cosas en nuestras vidas y aunque a veces nos ponemos trascendentales, es en general una época en la cual nos tomamos la vida con cierta tranquilidad.

Entonces, hay tardes, o noches en las que mientras estamos en nuestro cuarto, o en medio de algunas de esas conversaciones apresuradas entre amigos llegan a nuestra mente los recuerdos de los juegos infantiles, y de aquellas veces en que llenos de ilusión decíamos que, cuando fuéramos grandes, seríamos abogados, médicos o arquitectos. ¿Te acuerdas? Todo eso parecía muy lejano. Y algunos de nosotros podíamos cambiar con facilidad de deseos y de futuro. En una época podíamos soñar con la enfermería y unos días después asegurábamos que cuando creciéramos y fuéramos grandes trabajaríamos en un laboratorio nuclear o en una gran empresa de software. Ahora ha llegado el momento de dejar atrás los juegos de la infancia, o tal vez, es hora de hacer todo lo contrario y revivir aquellos sueños para decidir con toda seriedad, qué es lo que queremos hacer de nuestras vidas. Ya soy grande. Ahora debo decidir quién y qué es lo que quiero ser. Es el momento de tomar algunas decisiones muy importantes. ¿Qué estudiar? ¿Qué carrera elegir y en cuál universidad? Esas son decisiones muy serias porque en ellas puede estar nuestro futuro y nuestra grandeza. Hay que tomarlo en serio, pensarlo, investigar y asegurarnos de tener la mejor información posible sobre programas e instituciones. También es importante hablar de esto con las personas adecuadas y dejarse asesorar. Mejor no tomar decisiones apresuradas, aunque el tiempo siempre es vital. Saca lo mejor de ti, busca en lo más profundo de tu corazón y de tus sueños y define el rumbo de tu vida. Ya eres grande. Es hora de ser quien soñabas ser.

Leave a Comment